RCC- Filadelfia

La estrategia recomendada para la temporada larga de sequía es contar con reservas importantes de forraje, sin embargo, el fenómeno natural actual que afecta al Chaco fue muy tempranero y no dio tiempo a los ganaderos ni de prepararse. Ahora la única salida es invertir en suplementación, balanceados y otras alternativas para seguir alimentando al ganado ante la escasez de pasto.

Erick Schmidt de la Asistencia Técnica de Fernheim comentó que es un año atípico por la problemática del COVID-19 y la sequía, es una situación imprevista que dejó en jaque al sector productivo del Chaco, que forma parte del pilar fundamental de la economía de la región y del país, “este año los campos quedaron sin reservas”, dijo.

La primera estrategia a la que recurrieron los productores es adquirir heno e inclusive caña dulce de la región oriental, a precios que naturalmente saltan de rango.

El alto precio de los forrajes, que en cualquier año normal sería descabellado, ante la alta demanda hace que el productor gaste más dinero en alimento del ganado que el valor mismo del animal en el mercado, trabajando bajo pérdida.

Schmidt mencionó inclusive que además de pagar un precio alto por el producto, el ganadero debe cerciorarse de que lo que está adquiriendo realmente tenga calidad y si va a beneficiar o no a su hato ganadero, dependiendo de qué tipo de animal desea alimentar, si es una vaca, ternero o novillo, que requieren de distintas propiedades en su dieta.

Según el profesional, para el productor chaqueño actualmente es más recomendable adquirir fardos de heno que caña de dulce, atendiendo a que este último a pesar de tener precio más bajo en un 60% o más se compone de agua y no aporta un nivel nutricional alto para el animal, “es una opción, no digo que se descarte la caña dulce que tradicionalmente es utilizada en el Chaco en esta época, pero hay que tener en cuenta las propiedades que aportan al animal”, indicó.

En el caso de la Cooperativa Fernheim su centro de acopio es la Planta Industrial, que se encarga de comprar y vender la materia prima a los productores interesados, a un precio ajustado al mercado actual atendiendo a los costos de logística, ya que se adquieren los productos de la región oriental de departamentos como Caaguazú, Concepción y San Pedro.

Fuente: https://rcc.com.py/chaco/sobreviviendo-a-la-crisis-ganaderia-en-el-chaco-esta-produciendo-bajo-perdidas/

 por Willian Gamarra

  RCC- Filadelfia

Deja una respuesta