Fuente: RCC, Filadelfia. Por:
Willian Gamarra. https://rcc.com.py

Durante el acto de palada inicial para la construcción del nuevo acueducto de la Cooperativa Fernheim, el Dr. Egon Neufeld, socio y productor de la zona resaltó la importancia de realizar gestiones para garantizar la disponibilidad del vital líquido en el Chaco, considerando que un proyecto de esta envergadura no se podía hacer esperar ante la incesante necesidad en la zona.

“Los chaqueños estamos esperando hace más de 15 años el anhelado acueducto, nosotros no podemos esperar a que eso termine para tomar acciones, hemos decidido en el Consejo de la Cooperativa adelantarnos a los hechos de manera a aprovisionar, así como se está viniendo vamos a tener un invierno muy duro”, relató.

Teniendo en cuenta todos los estudios técnico-ambientales realizados, el Dr. Neufeld considera que es posible realizar un trabajo sustentable para garantizar este recurso a muchos pobladores.

La sequía es el factor desencadenante de la crisis productiva en el Chaco, “El 80% de la agricultura está fracasada y perdida, el 60% de la ganadería está afectada económica y productivamente, hay un desabastecimiento de los campos en forma muy urgente, hay zonas desde Agua Dulce hasta Pozo Hondo que ya casi no tienen agua ni forraje”, comentó.

El costo de los fardos se ha duplicado, los productores se ven obligados a comprar de otras regiones a precios exuberantes ante la escasez, “el COVID no es un problema comparado con la condición climática que los productores afrontan en estos meses y conste que estamos recién en mayo, entrando al invierno”, refirió.

Neufeld agregó que hasta finales de abril más de 300.000 cabezas de ganado han sido enviadas a otros campos, algunos productores inclusive mandan a faenar todo lo que se pueda para sobrevivir con lo mínimo, “hay campos que están 100% vacíos, eso causa una sobreoferta a nivel de industria y los precios se desploman en un hecho histórico“, indicó.

La esperanza radica en la tan ansiada buena lluvia, que de llegar antes del inicio del invierno podría mitigar bastante el impacto socio-económico que ya va sufriendo la zona del Chaco.